lunes, 20 de marzo de 2017

Falcó

   ARTURO PÉREZ-REVERTE


  • apa dura: 296 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: 001 (19 de octubre de 2016)
  • Colección: HISPANICA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420419680
  • ISBN-13: 978-8420419688

                                                         MI OPINIÓN
"Falcó" es un festival de imágenes que nos llega a través de una historia contada con maestría que culmina en un final perfecto.

Estamos en plena guerra civil española, y Falcó es un canalla sin escrúpulos ni ideales que hace trabajos  para el mejor postor. Encargado de llevar una importante operación a cabo llega a Murcia donde se encontrará con sus colaboradores, dos hermanos y una mujer falangistas. La novela se centra en la operación y en las relaciones que se establecen entre los cuatro, y en las consecuencias del resultado de esa operación.

Un narrador omnisciente va contando toda la historia desde la perspectiva de Falcó, un personaje que para mí es un capullo. A ver, que no me ha caído bien pero es que además representa un cliché que no compro, el del canalla irresistible, y el problema que encuentro con estos personajes es que sus características no me parecen nada atractivas, más bien al contrario, hacen que no quiera toparme con gente así ni en la imaginación. A saber: despiadado, cruel, soberbio, chulo, va de "a mí no me pilla nadie", que va a los bares a buscar mujeres como quien va a la feria del ganado a por reses, y por supuesto más machista que un disco de reggaeton y con todo esto quieren los señores autores y autoras también, que nos creamos que el tipo en cuestión es irresistible para todas las féminas. En fin, para quien le guste ahí está.
Pero en este caso me viene bien porque así si le pasa algo no me da pena, no empatizo con él así que me importa menos que tenga mejor o peor suerte.
También es un superviviente, es el típico listo que se las sabe todas y escapa de los peores enredos. Tiene un pasado poco agradable de recordar. Lo que me ha molestado en cierta manera es que en esta historia comete un error ridículo. Vamos a ver, el lector tiene más o menos la misma información que el personaje y lo ve venir, vamos que la piedra con la que tropieza este hombre es una roca gigante a la que solo le falta un luminoso que ponga "peligro", pero él, aunque algo intuye, no solo tropieza, además se la lleva. Esto ha hecho cojear al personaje  pero también reconozco que sin eso, la novela perdería todo su encanto y se quedaría en un guion de una peli de Steven Seagal. Así, tenemos algo más al estilo Casablanca.

Y hablo de cine porque leer esta novela es como ver una película. Me gusta mucho el estilo del autor, su forma de fijarse en detalles que hacen que las escenas cobren vida y metan al lector en la historia. Puedes oler, ver, oír, sentir todo lo que ocurre en el libro y al terminar tienes una sensación muy parecida a la que tienes al salir del cine. Esto es lo que más me gusta, la fotografía de la novela es espectacular, el sabor a cine clásico de espías, con esos personajes tan simples como eficaces. Porque Falcó no está solo. Le acompañan unos cuantos secundarios que hacen un papel excelente. Sabremos menos cosas de ellos pero están muy bien perfilados y encajan perfectamente en la historia. Hay un par que me han caído medio bien pero está claro que en tiempos de guerra y puestos a sobrevivir, no somos muy simpáticos, el egoísmo y todo lo que deriva de él es tan necesario como inevitable.

No falta tampoco el retrato de la sociedad del momento ni tampoco el político, explicado de forma clara y sencilla y bien integrado en la narración de manera que no hace perder ritmo a la trama. Es un libro que se lee sin esfuerzo. Los diálogos predominan, exponen a los personajes y hacen avanzar la trama. Algunos son muy ingeniosos.

Tengo que decir que hay un par de pasajes que he leído con los ojos cerrados, vamos que miraba las palabras hasta que me encontraba con una que me hacía pensar que la cosa había terminado y ambos corresponden a torturas en los interrogatorios. Todos sabemos que en esos cuartos en los que hay una silla, una bombilla y un juego de bricolaje, no pasa nada bueno.
Tampoco faltan detalles en cuanto a la mente retorcida de Falcó a la hora de cumplir con los recados que le mandan, creo que aquí saca Arturo la artillería pesada y todo lo que sabe de sus vivencias como corresponsal de guerra, un trabajo que no sé cómo puede dejarte bien la cabeza. Porque si vivir una guerra es lo más estresante y traumático que le puede pasar a un ser humano (dicho por los científicos), vivir unas cuantas ya tiene que dejarte tocado, aunque no sea tu país y solo estés de paso, todo lo que ves y lo que vives...mejor ni pensarlo.

Y tengo que decirlo, los encuentros sexuales del señor Falcó, narrados con detalle son bastante cutres, sórdidos. Me ha sorprendido en cierto modo, porque en otras ocasiones Arturo hacía gala de un toque sensual a la hora de enfrentarse a estos pasajes que me gustaba. También es verdad que el personaje no se merecía otra cosa, jeje.

Con todo esto, y a pesar del error de bulto, tonto, del prota, he disfrutado mucho leyendo esta novela. Una historia apasionante, muy entretenida que cuenta con varios giros muy bien colocados que hacen que se lea con avidez y a veces aguantando la respiración. Altamente recomendable para los que gusten de este tipo de historias.

PUNTUACIÓN: 4/5 le has copiado una cosa a Greene.




41 comentarios:

  1. Falcó, ese hombre del que huiríamos en la vida real, pero que en papel... Pues en papel nos encanta. Sí que tiene un punto Greene, es cierto, pero supongo que, en mi caso, eso es algo que me chifla. Me alegro de que ya esté en marcha la segunda entrega, porque me parece un personaje de diez. Así que espero que no tarde mucho. Cuentas las malas lenguas que se adentra en la segunda guerra mundial y que aparecen personajes de trascendencia internacional. Con bigotito.

    Besos, Norah Valli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tuyo, incluso en su versión celulosa, te lo cedo, no logro empatizar. Pues yo no me alegro tanto de esa segunda entrega que me la veía venir pese a lo cerrado que queda todo en esta. Y la verdad sea dicha no tengo ganas de ver a cierto personaje otra vez y no me refiero a Falcó. Y si nos vamos a meter con la segunda y el del bigote, mucho me temo que con ese no voy a caer. Pienso yo. Con lo bien que lo pasamos en el Albergue Vitoria...qué tiempos aquellos...
      Lo de Greene no me importa, es que le quedó muy bien ese momento pero no pude evitar acordarme del fin del romance.
      Besos, Dorothy Bergman

      Eliminar
  2. Pues la apunto, porque tenía mis dudas y sabes que me fío de tu criterio. Del autor solo he leído la primera entrega de Alatriste, que me encantó, y ya va siendo hora de que me reencuentre con su prosa, aunque quizá lo haga con alguno de sus clásicos, como El club Dumas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ve con ojo que el Club Dumas es fascinante y seguro disfrutarás un montón pero al final se carga la magia y a mí eso me da mucha rabia. Este de hoy también te podría gustar.
      Un besito

      Eliminar
  3. Este me lo llevo. Me gusta el autor y veo que la has disfrutado, descontado el error :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aceptamos el error para tener novela. Es muy entretenido. Luego me cuentas.
      Besos

      Eliminar
  4. Pues yo esta vez y a pesar de que la hayas disfrutado no me la anoto y por varias razones, una que el personaje me sacaría de quicio y dos, que a mi siempre me han aburrido las novelas de espías y ese estilo xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues si te aburres con esa temática, ni lo toques porque es lo que hay. En cambio a mí estos líos es lo que me va. El tío, es para dar de comer a parte.
      Un beso!

      Eliminar
  5. Fíjate que solo leyendo la sinopsis de este libro pensé justamente eso, que el prota era un capullo :-) En serio, me dio esa sensación. Una de las cosas que más me gusta de Reverte es la elegancia y excepcionalidad de sus personajes, me descoloca con un sórdido Falcó, que además no me pega mucho con Casablanca, ¿no? Ingrid y Humphrey tenían mucho glamour ;-)
    Y te agradezco un montón que abras la reseña avisando lo del "final perfecto", porque mira que este hombre a veces se las trae con los finales de sus novelas... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que en cine es otra cosa y yo no lo he acabado de ver el sexy a Falcó por mucho que el autor se empeñe en decir que sí. Me pasa como con la serie esa de T5 de los lunes que hay un Profe de universidad que se las lleva todas de calle y yo no le veo el qué al actor, ni en cómo es ni físicamente, no lo entiendo.
      Sí, parece que aquellos dolorosos y decepcionantes finales de antaño se van quedando atrás, qué habilidad para cargarse buenas novelas. En fin, dejemos eso en el olvido, jeje.
      Este se comporta y es muy coherente con toda la historia.
      Besos

      Eliminar
  6. Ah, por cierto, "Arcadia", de Iain Pears, le da 20.000 vueltas a "Caraval" (así, entre nosotras). Así que ya sabes la que te recomiendo ;-) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntada pues, muchas gracias por venir a dejar el recado. Besos ;)

      Eliminar
  7. Yo con este autor casi nunca me animo porque tengo la sensación de que no me va a gustar pero este libro me atrae bastante
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si te sirve, esta novela es parecida un poco a Operación Blackdeath de Fernando Pañeda aunque la de Pañeda es más compleja. Que algunos libros de Arturo te podrían gustar mucho como El tango de la Guardia Vieja.
      Besos

      Eliminar
  8. Ya te comenté en una reseña meses ha que yo a este hombre lo tengo un poco abandonado... y de este libro estáis hablando todo el mundo maravillas, pero es que no sé, que no me acaba de apetecer ahora mismo (el autor, no el libro). Lo dejo para más adelante. Que por cierto, mira que me fastidia en un libro cuando tú como lector ves algo venir de una manera evidente (porque es muy evidente) y el prota de turno, que suele ser más listo que el hambre y que se las sabe todas, precisamente eso se lo come con papas y aún encima se sorprende.

    Vamos, es un sí... pero para más adelante. O eso espero.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el señor Falcó nos viene con la empanada pero bueno, si no, no habría casi nada de trama, es la sal del plato.
      Es verdad que a veces nos da pereza y no hay manera, no digo nada porque yo ahora también ando repugnante con las lecturas y casi nada me apetece así que nada de obligarse.
      Pero bueno, guárdatelo que sí que te va a gustar.
      ¡Besote!

      Eliminar
  9. Ay, Norah, creo que ya sabes que no simpatizo con este autor. Quizás con sus novelas del principio, pero luego ya se interpuso que es un hombre que me resulta irritante. Ya sé, no debo caer en esa trampa. Pero con Reverte no puedo. Y mira que lo has puesto tentador...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa, que como me caiga mal ya no trago los libros. Qué le vamos a hacer, como por ejemplo con Dolores Redondo.
      Pues nada, otra vez será.
      Abrazos

      Eliminar
  10. Disfruté mucho su lectura, la historia suplió los errores o faltas del prota.Me gustó bastante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por eso se salvó que si no... Merece la pena pasar por alto la falta y disfrutar del libro.
      Un beso

      Eliminar
  11. No hay razón aparente y lo que he leído de Reverte me ha gustado pero siempre me da pereza ponerme con el autor. Quizás porque sus trmass a priori no me seducen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces simplemente no hay feeling, y no se puede hacer nada. Si te animas igual te llevas una grata sorpresa.

      Eliminar
  12. Toma yaaaaa!!! Qué nota y qué reseña!!! Lo tengo y todavía no me he puesto con él, fue un regalo de cumple, con lo cual fíjate si ya he tenido tiempo. Cuando lo lea comentamos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hala, sí que ha llovido desde entonces. Venga mujer, arrea que luego nos metemos un poco con Falcó, o un mucho. Lo que haga falta.
      Súper besos!!

      Eliminar
  13. A mi también me gustó, me pareció un libro lleno de clichés y guiños a los grandes clásicos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muy bien llevados y aprovechados para enganchar al lector.
      Besos

      Eliminar
  14. Lo tenía apuntado, y tras leer tu reseña, seguirá anotado (es demasiado larga la lista de libros que me apetecen leer y lo mismo cae pronto como a saber cuando).
    Me gusta tu comparación con una película.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lista interminable...y que no falten libros que apuntar aunque a veces nos agobie pensar que no llegaremos a todo. Pero a ver si le haces hueco porque merece la pena.
      Besos

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Después de tu reseña no me queda más remedio que ponerlo entre mi lista de pendientes, aunque el autor no esté entre mis predilectos. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco pasa nada, hay mucha gente a la que no cae especialmente bien así que como mejor te venga. Si te animas, ya nos cuentas.
      Besos

      Eliminar
  17. Considero que es más interesante leerte a ti, en tus reseñas, que a don Arturo, del que tengo varios libros y nunca me he decantado por ninguno. Tú lo haces más apetecible.
    No obstante lo apunto, aunque de momento sólo vaya a engrosar la lista de posibles pendientes.
    Besitos otoñales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchísimas gracias por la parte que me toca. Me alegro de que pases un rato agradable cuando vienes a la cantina independientemente de que la lectura reseñada sea o no de tu agrado. Un día cualquiera le dedicas un rato al señor Arturo y si no, pues aquí estoy yo para contarlo.
      Un beso cariñoso

      Eliminar
  18. Aunque el autor me tiene alejado de todo lo que no sea Alatriste o sus artículos creo que a pesar del personaje este puede ser un buen libro para reencontrarme con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este te podría gustar, también por temática. A mí lo de Alatriste no me convence, no soy de ese tipo de novelas ni de series interminables. Quizás también sea culpa de la peli.

      Eliminar
  19. Este hombre me da pereza fuera de Alatriste, y no podría decir por qué, qué desastre xD

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te puedo ayudar, porque a mí el que me da pereza es Alatriste, jeje. Tiene que haber gente Pa' tó.
      Besotes

      Eliminar
  20. Parece que a pesar de ese personaje casposo con reputación de malote el libro esconde una gran historia. No obstante, con este autor no me atrevo aún. No sé decirte que es, pero como a Shorby, me da cierta pereza.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, como hay tanto y tan bueno donde escoger, no veo la necesidad de que te pelees con tu pereza. Así que déjalo estar, aunque tampoco es una lectura que exija esfuerzo.
      Un beso ;)

      Eliminar
  21. Pues no sé que decirte. Mi relación con Reverte es rara: o me encanta o me aburre mortalmente. Él, personalmente, pues... a ratos, según esté de chulo en la entrevista de rigor. Tengo muy en cuenta tus análisis, pero esta vez, la historia no me atrae. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene de todo. Se ve que se lo consienten y le publican lo guay y lo menos guay. A mí él no me cae mal aunque tampoco lo escucho mucho por si acaso, vaya a ser.
      Si no te atre la historia no pierdas el tiempo.
      Abrazos

      Eliminar