lunes, 3 de abril de 2017

El murmullo de las abejas

 SOFÍA SEGOVIA



          "Encerraste esa realidad en una jaula, pero no tiraste la llave, y hoy llegó el día  de dejarla                            salir a la luz..."


  • Tapa dura: 528 páginas
  • Editor: Lumen; Edición: 001 (3 de septiembre de 2015)
  • Colección: LUMEN
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8426402429
  • ISBN-13: 978-8426402424


                                                        MI OPINIÓN
"El murmullo de las abejas", es una lectura sencilla y evocadora. Un cuento con un pellizco de realismo mágico que pasa por altibajos para llegar a un final de ternura inesperada.

El narrador es uno de los protagonistas, Francisco Morales, que mientras viaja en taxi le cuenta al chofer su vida y lo que ocurrió en su familia desde las primeras décadas del siglo XX hasta el momento actual en el que él vuelve a su lugar de origen. Es un relato que recuerda un poco a las novelas de Isabel Allende (las de antes, que tanto echamos de menos algunos) en el que se refleja la vida de una familia donde hay héroes silenciosos y algún personaje peculiar.

La narración es muy fluida, a base de largas frases bien elaboradas que dan riqueza a la trama pero sin que se pierda el sentido. La novela no pierde el ritmo pero sí que decae el interés al abordar detalles prácticos sobre cultivos, siembras, y negocios agrícolas. Gana muchos puntos cuando aborda las historias personales de los personajes, sus líos, sus sentimientos y expectativas. Aun así, es una novela que no se centra en sentimientos tanto como puede parecer al principio, un comienzo muy bueno, que engancha al lector y lo lleva a un mundo que se imagina lleno de luz y sensaciones.

Pero tras ese primer tercio más o menos, luego cambia, se vuelve demasiado práctica, se centra en los asuntos económicos y laborales del patriarca y deja de lado las emociones y sentimientos de personajes más atractivos. Una pena porque ese tramo me ha resultado pesado y aunque no puedo decir que aburra pero ha perdido el toque especial.

El realismo mágico está pero con medida y no abusa de él, así que los que no disfruten de este género tampoco deben preocuparse, es poco más que una pincelada que aparece sobre todo al principio y al final.

Los personajes son muy sencillos, básicamente normales, hay uno para echar de comer aparte pero le da un punto de intriga a la novela que la hace más atractiva. Están poco definidos, tienen unas características muy claras y se conocen por sus actos y decisiones pero solo ha conseguido llegarme Beatriz. Y la nana Reja también tiene su punto pero lo cierto es que lo importante de la novela es lo que sucede.

Hay que destacar la ambientación, dibuja los lugares con precisión pese a que las descripciones no son excesivamente elaboradas pero cuentan lo necesario para que el lector se traslade en tiempo y espacio. Otro factor a tener en cuenta es cómo se organizaba la vida en la época, en una hacienda azucarera, que más tarde se convertirá en otra cosa. Cómo eran las relaciones entre señores y trabajadores, aunque incide más en la clase acomodada por ser a la que pertenece el protagonista. También aunque en menor medida se refleja la vida social.

Me ha faltado información sensorial, en los libros de este género, el autor suele aportar muchos datos sobre olores, sabores y colores, pero aquí no ocurre.

Es la novela ideal para evadirse, para visitar tierras que uno imagina llenas de luz y colores intensos. Y pese a que hay tragedia y drama es una lectura que proporciona momentos de paz, de las que sientan bien. Y tiene un final precioso que la convierte en un buen recuerdo.

Recomendado para los que no tienen la cabeza ahora para libros complicados, ni para que vengan a revolverle la conciencia, y solo quieran disfrutar de una historia agradable que no añada más problemas.

"Porque sólo se ve a la perfección cuando echamos la vista atrás, y por eso la vida la llenamos de "hubieras".
"Diles que caminen por la sombra. Que escuchen con los ojos, que vean con la piel y que sientan con los oídos, porque la vida nos habla a todos y sólo debemos saber y querer escucharla, verla, sentirla."

PUNTUACIÓN: 3,5/5







40 comentarios:

  1. Me gusto un poco más que a ti. También me recordó a la Allende de hace años. Que era menos ambiciosa y más sencilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, aquella Allende era mágica sin pretenderlo.

      Eliminar
  2. He leído muy buenas críticas de este libro, y del último que ha salido, así que no me importaría leer algo de la autora. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía del nuevo, este lo tenía en la lista hace tiempo y me apetecía una lectura así sencilla y de antaño. Voy a investigar porque igual repito.
      Saludos

      Eliminar
  3. La Allende de antes me gustaba mucho, pero esta novela no sé porqué no me acaba de decir nada....es de estas veces que no te acaba de atraer, así que de momento nada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, entiendo que si no te acaba de llamar no te animes con tanto por leer, ¿Volverá alguna vez aquella Allende? Yo me temo que no, pero la esperanza ahí está.
      Besos

      Eliminar
  4. Pues a mí me llama y no me llama. Me apetecería leer la historia, sino fuera por tanto detalle en cuanto a siembras y cultivos. Creo que se me haría pesada y por ese motivo me quedo con las ganas de leerla. Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que aturda con los detalles en sí, es más que se dedica a narrar la vida económica de la familia y deja de lado la parte sentimental.
      Bss

      Eliminar
  5. Ya la vi hace unas semanas por ahi y me gustó, pero todavía no la he ni adquirido, y mira que me apetece. Será porque vengo de familia del campo, pero me atrae, jajajaja.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, no te resistas que es una lectura facilita. Y de paso comparas vivencias, jeje.
      Un besito

      Eliminar
  6. Aun entendiendo el tipo de lectura que es (una lectura tranquila, sin sobresaltos, un paréntesis tranquilo) detecto demasiada irregularidad (no sé si esa es la palabra), como que hay una falta de armonía. No sé si me estoy explicando, pero vaya, como que creo que dejaré a las abejas en su sitio...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, algo de eso pasa. La lectura tiene algún que otro giro dramático pero sin sobresaltos, todo muy hilado y que va cayendo poco a poco. Sinceramente no te veo con esta novela.
      Abrazos

      Eliminar
  7. Siguiendo tus líneas, parece un libro destinado a pasar sin pena ni gloria. Pero, como mi Año Ruso se pone denso por momentos, tal vez, quién te dice... Tal vez...
    Un abrazote, Maja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año ruso va a ser duro, y lo mismo viene bien un poco de lectura para que pase mejor. Pero no sé yo...no confío mucho.
      Un abrazote.

      Eliminar
  8. Ostras, cada día estoy más despistada. No sé por qué pensaba que esta novela era una especie de "Criadas y señoras", que iba sobre relaciones raciales en los años cincuenta. Anda que no iba despistada ni nada.
    No me seduce lo que me cuentas, así que este lo dejo pasar. Eso sí, ¿todo esto se lo cuenta un señor en un taxi? ¿En una sola carrera? Cómo está tráfico, madre mía... ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrea, pues no sé, la verdad, de dónde lo has sacado, criadas y señoras hay pero no va por ahí la cosa. En su defensa te digo que es como feelgood pero en latino.
      Sí, guapa, todo eso al pobre taxista que bastante le importaría la historia. La carrera es larga porque van de una ciudad a un pueblo y bueno, daría tiempo, digo yo. A mí me ha hecho gracia eso porque yo soy una sociópata y cuando pillo taxi siempre rezo para que no me dé conversación el taxista.
      Bss

      Eliminar
  9. Pues no termina de convencerme esta vez. Creo que voy a dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. La tuve en el punto de mira un tiempo pero después me fui olvidando. No estoy muy convencida.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se ha perdido en el olvido por algo será. Si no te convence mucho, ya vendrán otros.
      Un beso ;)

      Eliminar
  11. Pues yo vi una entrevista a su autora en la televisión, hablando del libro, y se me quitaron las ganas de leerlo. Así que no me lo planteaba, y tampoco has hecho mucho porque cambie de idea
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me ha picado la curiosidad, si tengo tiempo la busco a ver lo mal que te lo vendió. Jeje. La verdad es que es un libro solo por si te apetece, tampoco es un imprescindible.
      Besos

      Eliminar
  12. Este es un libro que quiero leer desde hace tiempo y creo que me gustará, igual me animo porque ahora mismo es uno de esos momentos en los que hace falta una lectura así
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces es para ti, además es saga familiar que a ti te gustan, creo que lo disfrutarás. La lectura es muy sencilla.
      Besos

      Eliminar
  13. Iba bien este librito hasta que has dicho eso de las "frases largas...". No es que no esté ahora para libros complicados, es que no estoy tampoco para frases largas con subordinadas. Pero claro, también comentas lo de la Allende del principio y me entran las dudas, porque ya no la encuentro en sus propias obras.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hombre, no son como las de Proust pero sí, hay subordinadas a todo dar. La Allende que nos gustaba se intuye aquí aunque como digo, en la parte central del libro se pierde porque se pone a comprar plantas y negociar tierras y pierde ese toque. Al final se recupera y ayuda a la buena sensación que deja tras leerlo.
      Besos

      Eliminar
  14. Pues lo de que sea para lectores con ganas de no complicarse la vida en estos momentos creo que define mi punto existencial y actual como lectora ahora mismo, pero tiene un algo que no sé... es que además no te veo muy entusiasmada. Que sí, que se lee bien y es sencilla y tal, pero que tampcoo es para tirar cohetes, me parece a mí. Lo de la murga al taxista también lo he pensado mientras te leía antes de leer a Mónica... jajaja.

    La portada por cierto es como muy no sé... si solo ves las naranjas sí, pero si te fijas bien esa chorrilera de abejas le quita un poco la gracia. Menos es más.

    Bueno, que no sé, vamos. No voy a ir a buscarlo. Si me lo encuentro pues no le diré que no. Ni sí ni no ni todo lo contrario.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo, que se me ha olvidado una cosa.

      El que veo por ahí de "La biblioteca de los libros rechazados" me llama muchísimo, muchísimo más. Espero con ganas la reseña.

      Eliminar
    2. A mí las abejas tampoco me hacen gracia, en realidad ningún bichejos de esos pero son importantes para el devenir de la historia. Tranquila porque salen lo necesario.
      Como dices, es una novela para dejar en manos del destino, en mi caso ha venido en el momento ideal pero tampoco es un novelón.
      Besos

      Eliminar
    3. Ya, nos dicen biblioteca y nos hacen chiribitas los ojos. El lunes te contaré.
      Besos

      Eliminar
  15. Yo no perdí el interés en ningún momento, me pareció una novela vibrante que fue un placer leer. Coincido contigo en que el trazo del realismo mágico es leve; aunque como amante de esa corriente literaria me habría encantado que tuviera más peso, como bien dices eso hará que quienes no se sientan tan familiarizados con ella puedan disfrutar de esta novela. Ya tengo ganas de leer Huracán, la segunda obra de Segovia, que publicará Lumen en los próximos meses.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi "problema" fue que me gustaba tanto la otra parte que era como si te dan un caramelo y te lo quitan de la boca. Me hubiera gustado más magia porque a mí el género me atrae mucho y creo que está un poco dejado de lado.
      He estado mirando lo de Huracán y dicen por Amazon que es una segunda versión de Noche de huracán que se publicó antes que esta. No sé, a ver, porque pinta durilla. Pero esperaré a que me cuentes y ya veré si repito.
      Un besito

      Eliminar
  16. Pues este tipo de libro me va que ni pintado ahora mismo. Tengo uno parecido en casa para leer, El lenguaje de las abejas, a ver si lo leo pronto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, de abejas va la cosa. Ya nos contarás.
      Besos

      Eliminar
  17. Ainssss, con este no me tientas! (menos mal porque mi lista de pendientes es ya interminable). No tengo la cabeza para lecturas complicadas jeje, pero aún así... esa parte práctica que comentas me para los pies.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es muy extensa pero bueno, hay otros libros también que sirven para pasar el rato agradable. Otra vez será.
      Besos

      Eliminar
  18. No sé, a pesar de que suena muy bien, no le encuentro algo así llamativo que me haga ir corriendo a por él. Lo dejo en el aire, pero no lo descarto del todo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, puedes dejarlo pasar. No creo que te llamara mucho salvo una parte un poco más de acción que tiene al final.
      No tengas pena.
      Un beso ;)

      Eliminar
  19. Estoy de acuerdo contigo en todo, aunque creo q a mí me gustó un poquito más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pero más o menos estamos ahí, luego te visito que tengo curiosidad.

      Eliminar