lunes, 7 de agosto de 2017

Cuando aparecen los hombres

MARIAN IZAGUIRRE



               "...la sensación de que una vez, hace mucho tiempo, viví una felicidad sin deseos."

  • Tapa blanda: 392 páginas
  • Editor: Lumen; Edición: 001 (9 de febrero de 2017)
  • Colección: LUMEN
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8426404065
  • ISBN-13: 978-8426404060

                                                           MI OPINIÓN

"Cuando aparecen los hombres" es una novela trágica y romántica, con una protagonista muy especial y algunos baches estructurales que no llegan a estropear la historia.

La novela va de mujeres con mala suerte. Un maestro de esgrima cuenta la vida de una mujer, Teresa, que fuera su alumna de joven y ahora ha desaparecido. Va recabando información hablando con distintos personajes relacionados con ella, los guardeses y una empleada de su hotel rural en la costa Brava, y a través de unas cartas escritas por Elizabeth que vivió en el pasado en la casa.

De mano de este narrador vamos a conocer a las mujeres de esta novela y a los hombres que pululan alrededor. Es una novela femenina en cuanto que ellas son las que se llevan toda la atención y tienen más peso en la trama. Ellos les dan réplica y no son especialmente malos, aunque tampoco buenos del todo salvo uno. A veces está narrada en tercera persona cambiando de personaje, otras en primera persona además de las cartas de Elizabeth. Se forma así un totum revolutum de perspectivas y narradores y de si esto era así o no que puede llegar a despistar al lector. De hecho el propio narrador, el maestro Philippe, lo dice, que algunas cosas se las imagina y fabula para completar los datos que le faltan.

El estilo es sencillo y aunque no faltan adornos y símbolos no es recargado. La novela fluye y no se estanca en ningún momento. No faltan descripciones muy evocadoras de lugares de la costa, pero sobre todo, haciendo buen uso de adjetivos y metáforas, la autora consigue trasladar al lector y crear una atmósfera que lo separa de la realidad mientras lee.
Me han gustado mucho los pasajes románticos. Esto es algo muy positivo ya que como los habituales sabéis, el almíbar me provoca urticaria y huyo de él como de las llamas del infierno. Pero este romanticismo tan bien construido, tan bonito, tan pasional y emocionante me pierde y celebro encontrarlo en mis lecturas.

Los personajes están perfilados con mucho mimo y cuidado en todas sus dimensiones, como digo, sobre todo los femeninos y aunque en un principio cuesta entenderlos, solo Ángela me ha caído mal de principio a fin, a Teresa le hubiera deseado otro final, me ha parecido injusto pero comprendo lo que la autora ha querido hacer y bueno, visto en conjunto, lo acepto. Pero la que me ha gustado mucho, me ha ganado y me ha tocado más la fibra en todos los sentidos ha sido Elizabeth. Por muchos motivos, por su carácter, su actitud, sus sentimientos, todo en ella me atrapaba cada vez que tomaba la palabra. Los hombres están ahí, van y vienen y aunque son determinantes no tienen mucho sitio.
Merece una mención especial la época en la que vivía Ángela, la madre de Teresa. Aparecen varios artistas famosos como Salvador Dalí pero de refilón, solo es un cameo. Sin embargo, la vida en esa época resulta atractiva tal y como se cuenta en el libro y recuerda un poco a algunas novelas de Scott Fitgerald.

Aunque hay abundantes diálogos que ayudan a entender a los personajes, sin embargo van a ser los silencios y los secretos los que determinen el devenir de las historias de amor.

La gran pega se la pongo como ya he adelantado, a la estructura de la novela. No es que sea insalvable pero me ha parecido innecesario ese juego de narradores, los cambios sin avisar que descolocan a veces al lector hasta que se acostumbra. Esa sensación de no saber del todo qué pasó genera cierta desconfianza, al menos a mí es lo que me ha pasado. Queda como muy chapucero, desluce, como cuando hacías un borrón pasando un dibujo técnico a tinta, todo el trabajo se emborronaba un poco aunque se veía que lo importante estaba bien hecho.
También me ha parecido demasiado frío el personaje de Teresa en momentos muy importantes.

En conclusión, una novela repleta de sentimientos, con tragedias, romance, mentiras, secretos en un paisaje encantador. Si las Brönte vivieran la hubieran escrito.

      "A veces pienso que vivo a través de los otros, de sus vidas lejanas en incomprensibles. "

PUNTUACIÓN: 3,5/5 treinta y cinco años son demasiados, debería haberse acordado antes.

22 comentarios:

  1. Lo hable con la autora en un encuentro que tuve con ella, me descolocaron los narradores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego busco información en tu rincón. Pero sí, cuando empieza con primeras y terceras personas y que si estaba o no estaba, descoloca.
      Por lo demás, la historia estaba bien y me ha gustado.

      Eliminar
  2. A mi me gustó mucho, y lo de los narradores no me entorpeció la lectura.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que me pierdo enseguida con esas cosas cuando no están muy claras, es como que me saca de la lectura. Me habría gustado más que solo estuviera la voz de Philippe y las cartas.
      Besos ;)

      Eliminar
  3. ¡Hola Norah!

    A mi no me ha gustado, a parte de los "peros" que has recalcado, a mi no me llegó la historia, la encontré artificial y algo pobre en algunos aspectos; pensé que sería un libro que me gustaría bastante y a parte de un rato entretenido a pasado sin más de mis manos a la estantería.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues es que tiene cierto aire a culebrón, la verdad, pero bueno, dentro de eso me ha sorprendido para bien, y sí he podido disfrutar más que tú de la lectura. Ya habrá otras que seguro te entusiasmen.
      Besos

      Eliminar
  4. Hmmmm... Eso de la estructura... Es que acabo de leer 'Las voces del Pamano', de Jaume Cabré, que hace mucho cambio de narrador y de tiempo y de todo sin que apenas te des cuenta y de una manera tan perfecta que creo que si aquí se hace de forma chapucera voy a verlo aún más de lo que lo vería en otro momento. Y eso de que haya un personaje frío tampoco me pone nada, qué quieres que te diga.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí aquí me ha parecido un lío. A veces hasta tenía la sensación de que se contradecía ella misma con la historia. El personaje es frío con ganas, es él que digo que esperó treinta y cinco años, es incongruente además con el carácter que presenta, y no hace duelos por las pérdidas aunque estas modifiquen su carácter. Está bien pero no es para ponerla en las primeras de la lista.
      Besos

      Eliminar
  5. Pues que tú digas que te han gustado los pasajes más románticos a mí me sirve mucho para hacerme una idea sobre la novela porque ya sé que no te gusta nada el almíbar. No sé, creo que de esta mujer debería leer antes "La vida cuando era nuestra" ¿era aquella de madame Curie? Es que me apetece. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya es raro que una autora o autor sepa medir tan bien la cantidad de dulce que a mí me gusta. Es muy british incluso en algunos momentos. El anterior de la autora es en 1936 así que conmigo que no cuente.
      De Madame Curie era el de Rosa Montero de "La ridícula idea de no volver a verte" pero el de Marian no te sé decir si sale, puede que también, en este sale Salvador Dalí por ejemplo.
      Un beso

      Eliminar
  6. Pues creo que, a pesar de sus virtudes, hay algo que no me llama. No sé si son esos líos de narrador, ese ir y venir de una mujer a otra o que te he notado menos "entregada" que otras veces, excepto al hablar de Elizabeth. No sé no sé... Me lo pienso. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me ha gustado de un modo correcto, no me ha ardido la sangre. El personaje de Elizabeth es un bombón y su historia, preciosa.
      Piénsalo y si se te cruza...
      Abrazos

      Eliminar
  7. Dirías, entonces, que es una novela romántica correcta...
    No frecuento el género, pero `Un amor que destruye ciudades´, de Eileen Chang, me ha gustado.
    Lo dejo pasar, para que no me tildes de meloso, ja, ja.
    Un beso azucarado, Guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tildo nada, jajaja. Sí, ese del amor lo tengo en la lista. Ya te contaré.
      No te veo yo leyendo estas novelas,la verdad.
      Besitos

      Eliminar
  8. En esta te vuelvo a notar que sí, pero sin emocionar... es que estoy en una época que los libros pendientes (desde hace años) de la estantería están planeando amotinarse, y como no lo vea muy claro o me llame mucho, he decidido no añadir más... De este libro salieron bastantes reseñas hace unos meses y no me llegó a hacer tilín, y te leo ahora y sigue sin hacerme. Fíjate que eso que comentas de la desconfianza, el percibir que no sabes todo lo que te pasó porque no te lo cuentan, me pasó a mí con "Me llamo Lucy Barton", y no me gustó. Noté que me ocultaban información, y eso hace que las cosas se vuelvan frías y no conectes del todo. La verdad es que no me apetecen más historias que me transmitan lo mismo, así que lo dejo pasar de momento.

    ¡Besote!

    (ah, al hilo de lo que comentaste en nuestra casa... "Bodas y prejuicios" es GENIAL... jajaja. ¡El baile de la cobra! Mira, cada vez que me acuerdo me da la risa. Y en sí es que Bollywood le pega muy bien a Jane. El que hacía de Darcy un palo de madera como actor, pero por lo demás, fantástica).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es, un sí pero no y yo pienso que los autores que hacen estos juegos es porque no se atreven a darlo como cierto todo y así se cubren las espaldas si les dicen que falta credibilidad. Esa es la sensación que a mí me queda con estas lecturas, que están escritas como a la defensiva.
      El de Lucy no lo leí porque ya me habían avisado de eso.
      Besos
      Y sí, esa peli es mogollón de divertida y para mí optimista,de las que me alegran el día. Yo tengo el dvd especial y en los extras la directora dice que escogió a ese actor porque era guapo, jeje.

      Eliminar
  9. A mi esta vez no me dice mucho la historia y mira que soy adicta a los dramas...o puede que sea el verano que me atonta y me quita las ganas xDD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo eos junto es normal que te aleje de esta lectura. Vacaciones para la lista también que la tenemos agotada.
      Besos

      Eliminar
  10. ¡Hola! Este libro está en mi lista de pendientes así que me ha alegrado lo que dices sobre los momentos románticos, porque a mí también me desespera cuando es todo demasiado empalagoso. Ahora bien, eso que dices de los cambios de narradores... no me suele molestar, de hecho puede estar impecablemente realizado, eso sí tendría que ver el caso concreto de la novela.
    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí, pásate por el mío si te apetece :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que a veces está muy bien construido y no hay pérdida, pero al principio este me descolocó y me parecía demasiado lío. También es verdad que hay gente que no tuvo ningún problema y no se despistó en ningún momento. Los pasajes románticos son preciosos, merece la pena y no te empalagará.
      Me pasó en cuanto pueda.
      ¡Besos!

      Eliminar
  11. Siendo de mujeres con mala suerte bien podría ser un libro para mí. Pero en principio la verdad que la autora no me llama mucho, y ese descoloque con la estructura, con lo dispersa que estoy con el calor, creo que no me sentaría muy bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría servirte pero aunque es drama, está suavizado y embellecido, creo que echarías de menos algo de desgarro, en concreto en ciertas situaciones que requerían algo más de intensidad. Déjalo si no para el otoño.
      Un abrazo

      Eliminar