lunes, 19 de febrero de 2018

Fin de guardia

  • STEPHEN KING

           
  • Traductor: Carlos Milla Soler
  • Tapa dura: 432 páginas
  • Editor: PLAZA & JANES; Edición: 001 (5 de octubre de 2017)
  • Colección: EXITOS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8401018331
  • ISBN-13: 978-8401018336

"Es como si la maldad fuera una especie de buitre que sale volando en cuanto esos cafres están entre rejas."
                                                                  MI OPINIÓN
"Fin de guardia" es una novela de argumento retorcido, que hacia la mitad entra en un peligroso bucle y que se salva con un final de los buenos.

Esta es la última y, cruzo los dedos cuando acabe de escribir, de la serie de novela negra que King quiso hacer vaya usted a saber por qué. Tenemos al viejo detective Hodges con su pandilla ayudando a sus colegas policías a resolver un caso muy complicado que empezó con la primera novela de la serie, Mr. Mercedes.

Las he leído todas, es King, y yo para algunos autores tengo el sí flojo y no me aguanto aunque sepa que no me convencerá del todo y que echaré de menos sus obras talentosas, las que me emocionaron, me engancharon y me dieron grandes lecciones de literatura. ¿Qué pasa aquí? Pues que lo que este hombre hace cuando se pone a escribir en serio es tan bueno, tan especial y tan suyo que cuando se pone a ensayar estas cosas, pues te quedas con cara de tonta. Es como cuando un cantante buenísimo en lo suyo, se pone a hacer otros géneros, mal del todo no va a ser, porque la música es la que es y las notas sabrá darlas pero no, no te dice nada. No está mal del todo, que todos los dioses me salven de decir que este hombre lo hace mal, pero vamos, se nota que lo suyo no es.

Tarantino tiró una idea a la basura y King la recogió, y se dijo, a mí esto me vale para lo mío. Tal cual es, como una peli de Tarantino, cayendo a veces en lo bizarro, tan exagerado en casquería y en todo, que lo ves como lo que es, un cuento que en realidad no llega a salpicarte . Y todo eso mezclado con los ingredientes King, que se ha puesto a retorcer la trama y ha creado, eso sí, un personaje muy macabro y hasta cierto punto original, que salva la novela.

En esta nueva y última entrega, ¿he dicho ya que rezo para que no vuelva al género?, tira de diálogos para contar casi toda la historia. Apenas hay narración, todo son acciones, aunque sí que el final lo hace mejor y es marca de la casa King, con la tensión que se merece y ese no poder para de leer porque a ver quién le da la espalda a lo que está pasando y se separa del grupo.

Pero ahora estoy de acuerdo con los que tienen la teoría de que no escribe él solo sus libros, tal parece que aquí hizo el principio y el final. El tramo central de la novela es un bucle infinito de conversaciones que se repiten, palos de ciego dados por unos personajes que no se acuerdan de qué habían venido a hacer o buscan cosas que llevan en las manos. Y sí, en algún momento he llegado a cansarme, y que no me oiga el maestro, pero a aburrirme también.

La poca narración hace un retrato muy visual de lo que está pasando, es muy realista y ayuda mucho a meterse en la historia y reconocerla, engancha por ahí. En realidad es como cuando juegas a un videojuego, parece que estás en el mismo aprieto que el personaje pero a la vez te sientes a salvo, hay una pantalla y una distancia que te protegen.

Los personajes no están muy desarrollados, da por hecho que ya los conocemos y no se molesta en recordarnos nada. En realidad, de la mitad hacia delante he tenido la sensación de que le había entrado la prisa por terminar y se limita a contar hechos, más bien los personajes los cuentan a través de los diálogos. Aunque el final es muy bonito y saca su lado más personal y más sentido.

Y ahora viene la pregunta esta de ¿hay que leerlos por orden, hace falta leerlos todos? Sí y no, yo diría que el primero sí, más que nada porque aunque algunas cosas las recuerda en esta entrega, otras no tienen sentido si no sabes de dónde viene el asunto. Tengo que confesar que del segundo se me ha olvidado casi todo, tengo un recuerdo muy vago y general, así que en este mucho no hay, solo un par de cosas que se entienden fácilmente.

En conclusión, lectura apta para ir con el piloto automático, recomendada si te gusta King tanto como a mí y te lees todo lo que hace menos lo de la torre oscura que es interminable, o si tienes curiosidad por saber cómo termina la historia. Si King no es de tus favoritos, pasa, porque no te va ganar con esto.
Lo que más me ha gustado de la novela es que por fin se ha terminado el experimento.

PUNTUACIÓN: 2/5 no te preocupes por mi reseña que seguirás cobrando el millón de pavos por libro, déjame tranquila.


lunes, 12 de febrero de 2018

El caso Jane Eyre

JASPER FFORDE 

  • Traductor: Pedro Jorge Romero
  • Tapa blanda: 352 páginas
  • Editor: Ediciones B; Edición: 00001 (14 de marzo de 2007)
  • Colección: NOVA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8466631984
  • ISBN-13: 978-8466631983

"...cuando mi mente era joven y la barrera entre realidad e imaginación no se había endurecido para formar la concha que nos encierra en al vida adulta."
                                                          
                                                                   MI OPINIÓN
"El caso Jane Eyre" es un parque de atracciones del que sales agotado pero contento.

-¿Qué estás leyendo ahora?
-El caso de Jane Eyre.
-¿Y de qué va?
-No lo sé. -Mirada reprobatoria de "venga, no te hagas la interesante". -En serio, no lo sé, hay libros, detectives, acción, viajes en el tiempo, villanos, ficción, realidad, misiones...

Y eso es todo lo que puedo contar de la sinopsis de este libro. Es lo más raro que he leído nunca pero pasa una cosa alucinante, y es que cuando lo terminas...¡lo entiendes todo! Sí, en serio, de alguna manera incomprensible y totalmente ilógica, la historia se te ordena ella solita en la cabeza y es como que lo entiendes todo pero no lo puedes explicar. Es muy extraño y fascinante.

La encargada de poner voz a este lío es la propia Thursday, en primera persona con capítulos cortos y un lenguaje directo va contando lo que sucede sin detenerse en banalidades. Cada capítulo comienza con un fragmento de un libro que existe en ese mundo y que a veces tiene unas frases muy buenas e interesantes como la que cito al principio.

Los personajes son tan raros como la historia. Me declaro fan de la protagonista, pero fan de verdad, de en la próxima vida quiero ser como ella. Thursday Next lo tiene todo, es inteligente, romántica en su justa medida, ama los libros y vive por ellos, y cuando se pone a pegar tiros y le entra la vena Chuck Norris reparte estopa y conduce como un piloto de rallies, es la puta ama. ¡Me encanta! No sé si será guapa, yo me he imaginado que sí, que ya sé que no es importante pero todo suma, oye. Es como una Lara Croft pero en vez de tumbas y reliquias enreda con libros.

Luego está el villano, con un nombre tan orientativo como Hades, a ver, es que si le pones Hades al niño ¿qué quieres que te salga?, pues eso. Y quiere hacerse con el Portal de la prosa. Es difícil culparle por ello, a ver quién no quiere tener un Portal de la prosa, cualquiera de nosotros. ¿Que qué es eso? Pues por lo que yo he entendido es un sitio que te permite entrar dentro de los libros. Sí, dentro pero de verdad y vives en los lugares y en las tramas y encima interactúas con los personajes. Lo que le pierde a Hades son las formas, igual la manera de conseguirlo no es la más indicada. Y entonces hay enfrentamiento entre nuestra guerrera y el villano. Un malo de los de peli de James Bond, que son como inteligentes pero que luego la cagan en lo más simple, pues así. Y por supuesto con más vidas que un gato.

Y para completar el reparto, pues un montón de amigos, familiares, vecinos y compañeros, algunos son creaciones propias del autor y otros se los ha robado a la Brönte y Shakespeare que también viene a saludar. No se profundiza en ninguno, porque no son importantes, lo que piensen o sientan da un poco igual porque hay mucho que hacer.

La trama. Ahí está el quid. Es un tramón. Hay tanto de todo que nunca sabes por dónde te va a salir. Por eso digo que es como un parque de atracciones, porque de repente una es todo tensión, otra es bonita, en otra te emocionas y a veces también dices ¿pero qué mierda es esto? Pasas por todos los estados posibles pero vives un día lleno de aventuras y luego vuelves a tu vida.
La parte de los libros, el caso Jane Eyre propiamente dicho, transcurre en un mundo muy extraño que mezcla lugares reales y conocidos con otros ficticios. El momento histórico no está claro porque además va cambiando, la guerra de Crimea sigue en marcha pero no está muy presente, solo para darle sentido a algunas cosas que hacen los personajes y tocar un poco la viola por si no pasaban ya cosas bastantes. Los viajes en el tiempo no tienen ninguna explicación, es un libro que exige mucha fe por parte del lector y dejarse llevar. No buscar demasiado sentido a nada, porque el sentido es tan complicado y ajeno que no lo vas a encontrar razonando.

Una cosa que me ha gustado también es que aunque es un libro donde hay muchísima acción, los personajes comen y duermen y se cansan. Es que muchas veces en este tipo de historias te paras a pensar y se tiran cuatro días corriendo de un lado para otro sin tomarse ni una cocacola y a mí eso siempre me pareció raro.

El final es digno de aplauso aunque algunos hilos los remata apresuradamente, no me ha importado demasiado porque era una parte de la trama que no me interesaba especialmente, como digo, lo importante está muy bien resuelto y te deja con ganas de volver.

En conclusión, un libro muy raro incluso dentro de lo raro, es como la champions de lo raro. Pero tan divertido y emocionante que sí, yo voy a leer más. Merece mucho la pena darse un paseo por este mundo que nos plantea si no te importa obviar cierta lógica y que no haya explicaciones racionales, es un poco, te lo crees porque yo lo digo.

"-... Quizás este tipo de decisiones de sí o no, de vida o muerte, son más fáciles de tomar porque       son en tan blanco y negro. Puedo tratar con ellas porque son más fáciles. Las emociones humanas, bien..., no son más que una colección sin fondo de grises y no se me dan igual de bien los tonos intermedios."

PUNTUACIÓN: 4/5 Y yo voy a escribirles a los señores de Ubi Soft y que le hagan un videojuego a esto, sería una pasada, pero con los libros de por medio, claro.

lunes, 5 de febrero de 2018

La librería

PENELOPE FITZGERALD


  • Traductora: Ana Bustelo
  • Tapa blanda: 192 páginas
  • Editor: Impedimenta; Edición: 1 (11 de marzo de 2010)
  • Colección: Impedimenta
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8493760145
  • ISBN-13: 978-8493760144


"Un buen libro es la preciosa savia del alma de un maestro, embalsamada y atesorada intencionadamente para una vida más allá de la vida y, como tal no hay duda de que debe ser un artículo de necesidad." 

                                                               MI OPINIÓN

"La librería" es una lectura refugio, con una carga emocional muy sutil pero potente. Pura sensibilidad.

Florence vive en un pequeño pueblo y tiene la fantástica idea de abrir una librería. Esta es su historia, de cómo toda la ilusión y el empeño consiguen resultados inesperados y desenmascaran a las personas.

No tenía claro si quería leer este libro o no, había leído opiniones de todo tipo y no muy entusiastas la mayoría. Solo era uno de esos libros de está bien pero sin más o, me esperaba otra cosa. Pero me topé con una reseña de esas que parece que te contestan a una pregunta que no has hecho, que es como que la han escrito para ti y te ha resuelto todas las dudas, la de Dorothy con tacones.

"La librería" es en realidad un libro sobre sentimientos, sobre todo los de su protagonista. Es un libro engañoso, puede parecer que no pasa nada, que son solo una serie de acontecimientos ordenados, un relato costumbrista, bello pero inocuo. Y no lo es. Porque profundiza en el personaje de forma impecable, mostrando todo lo que piensa y lo que siente, mostrando a Florence tal y como es. No hay engaños ni trampas, solo sutileza. El estilo es muy sencillo y clásico, el narrador omnisciente en tercera persona observa sin intervenir, alternando unos diálogos magníficos e ingeniosos con cierta dosis de humor irónico aunque breves con una narración bonita, con los adornos justos, para no parecer descuidada pero tampoco recargada. No se trata de leer entre líneas sino atentamente.

Es muy fácil entender a Florence y empatizar con ella. Es básicamente buena persona de esas que algunos quieren confundir con tonta, pero de tonta no tiene nada, es hábil, sabe conseguir lo que quiere, tiene las ideas muy claras, lo que pasa es que a veces se rinde, o se equivoca, y se cansa de pelear, es que es humana. El resto de personajes también están igual de bien retratados, con todo, con sus defectos y virtudes que a veces están muy bien escondidas. Cada uno con lo suyo, están muy bien cimentados y sus acciones son coherentes con su carácter.

La trama es sencilla, una mujer madura abre una librería en un pueblo pequeño, pero pasan muchas cosas, sobre todo le pasan a ella por dentro. Por fuera también es interesante y sin llegar a perturbar al lector a veces lo preocupa, y llega a intrigar. También hay un toque que se podría considerar sobrenatural, porque la librería tiene un poltergeist pero no colabora mucho y apenas molesta, así que los que huis de estas cosas, no temáis porque aparece poco, es poco más que un adorno.
La ambientación es muy bonita, esa es la palabra, bella, y sensorial. Aunque no abusa de detalles, ofrece los necesarios para hacerse una idea del lugar, de la atmósfera tanto de los paisajes como de los lugares cerrados.

En conclusión, es una lectura evocadora, sin sobresaltos, que se apoya únicamente en las emociones. Es un placer refugiarse en ella de las tensiones del día, cuando estamos mareados del viaje interminable en la montaña rusa que supone vivir. Un libro que al cerrarlo te deja una sola pregunta: ¿por qué?

"Ella fue consciente, allí sentada en la tenue luz de la tarde, ante el despliegue absurdo de cuencos y tarrinas, de que en ese momento la soledad estaba hablando con la soledad y de que él estaba intentando llegar a un entendimiento con ella."

PUNTUACIÓN: 4,5/5 Dile a Florence que la queremos.

lunes, 29 de enero de 2018

La belleza es una herida

EKA KURNIAWAN



  • Traductor: Carlos Mayor Ortega
  • Tapa blanda: 528 páginas
  • Editor: LUMEN; Edición: 001 (5 de octubre de 2017)
  • Colección: NARRATIVA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8426404189
  • ISBN-13: 978-8426404183
"La belleza es una herida", y la novela es mortal de necesidad, despiadada y cruel que sin embargo no deja que te vayas hasta el final.

Una mujer resucita después de veintiún años muerta con una misión que cumplir. Típico inicio que exige complicidad en el lector y apetece dársela porque suena muy diferente, pero como siempre, no sabes lo hondo que es el charco hasta que metes el pie y en este charco en particular hay mucha inmundicia y barro. Una historia tremenda la de esta mujer, la que fue la prostituta más famosa e importante de Halimunda, lugar por suerte imaginario, al que solo iremos de prestado. La mujer tiene tres hijas hermosas y una fea, las cuatro desafortunadas que no sabrán cómo pelear contra un mundo poblado de bestias humanas, demasiado cruel.

No había otra forma de contarla más que mediante un narrador omnisciente en tercera persona, despegado de los hechos, que no se implica porque meterse en la piel de uno de los personajes hubiera sido demasiado peligroso. El estilo es muy peculiar, parece sencillo pero no lo es tanto, va directo a la trama, a los acontecimientos, adorna en feo, toda la novela pese a llevar la belleza en el título y endosársela a las protagonistas, va en feo, en sucio. Ese lenguaje grosero, irreverente y tan empeñado en provocar o incomodar particularmente me cansa. Abusa sin medida de todo lo insoportable.
El estilo resulta extraño y novedoso y eso es lo que te hace seguir pasando páginas, lo que en literatura se considera éxito, que el lector se quede.
Uno piensa en Indonesia y se imagina una historia con mucha sensualidad, exótica, evocadora, y aunque algo hay, es lo menos.
Lo que hay es una maldad infinita, violencia, crueldad. Todo es extremo, los sentimientos están enterrados en dolor y la vida no vale nada.

Se salva porque a mí el punto sobrenatural y de una especie de realismo mágico que tiene, con sus leyendas y creencias le da un toque muy especial por el que siento debilidad.

Con los personajes masculinos no hay grises, quizás algún matiz en alguno, de vez en cuando, algún atisbo de humanidad que enseguida desaparece. No hay concesiones, no hay posibilidades. El autor parece enfadado con toda la raza humana masculina. A las mujeres les toca sufrir las consecuencias, no sé si tanto por su belleza como por su simple condición de ser consideradas seres inferiores, incluso puede que otra especie animal distinta.

Es una lectura dolorosa hasta que le tomas distancia, hasta que dejas de leer desde dentro y empiezas desde fuera. Siempre lo hago, cuando a un autor se le va la mano con estas cosas, me defiendo, me retiro. Solo concedo cierto grado de daño, y una vez que pasa el límite, se acabó. Es entonces cuando empiezo a decirme, solo es un libro, no conoces a esta gente, lee rápido y entérate de lo que pasa sin más.

Reconozco que el final me ha gustado mucho. Durante un rato pensé que a este hombre le había dado un pampurrio y le había poseído el espíritu de Johanna Spyri, o se le derramó el azucarero en el teclado pero ahí estaba yo, leyendo sin parar. Pero al final cuadra todo lo que no parecía tener demasiado sentido, explica todo lo que hay que explicar y de no haber perdido el norte con lo bizarro, esto hubiera sido una lectura para recordar.

Recomendada para lectores inquietos, resistentes o no tanto, que yo soy una débil pero que vayas sabiendo que bien, lo que es bien no lo vas a pasar.

PUNTUACIÓN: 2/5 ya entiendo por qué llevas gafas de sol en la foto de la portada


lunes, 22 de enero de 2018

Eleanor Oliphant está perfectamente

GAIL HONEYMAN

  • Traductora: Julia Osuna Aguilar
  • Tapa dura: 336 páginas
  • Editor: Roca Editorial; Edición: 1 (19 de octubre de 2017)
  • Colección: Novela
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8416700745
  • ISBN-13: 978-8416700745


                                                         MI OPINIÓN
"En algún nivel de percepción comprendía que no estaba bien. Había levantado la cabeza lo justo para darme cuenta y, desesperada por cambiar, me había aferrado a un clavo ardiendo cualquiera, me había dejado llevar, imaginando una especie de... futuro."
                                                              MI OPINIÓN
"Eleanor Oliphant está perfectamente" es una fábula maravillosa, con dos personajes entrañables que todos deberíamos tener la suerte de conocer y leer.

No, no está perfectamente y es obvio desde las primeras líneas. Eleanor tiene treinta años y lo que mirado desde lejos parece una vida normal. También tiene una herida muy grande que le ha dejado secuelas que lastran su vida y la empujan hacia el fondo del pozo. Pero ella quiere salir, aún puede ver esa pequeña grieta por donde se cuela la luz (gracias L. Cohen), la luz de algo que siempre se le ha estado escapando. Elabora un plan, descabellado como pocos, y mientras tanto, la vida le sucede con todo lo bueno, lo malo y lo sorprendente.

Eleanor ha llegado en el momento perfecto, que entre árboles, fronteras, y las heridas (ya tenía la reseña pero se ha colado esta) me tenían frita. Es el primer día soleado del año, que pensé que no lo iba a ver nunca. Y fíjate que yo no quería, que no me terminaba de fiar, pero algunas bloggeras, no voy a dar nombres Mónica Serendipia y Marilú, me alumbraron el camino con su entusiasmo por este libro.

Es la propia Eleanor la que nos habla, en primera persona y sin tapujos se muestra tal y como es porque no le importa lo que la gente piense. No es que se acepte como es, es que parece que actúa como si le diera igual. Es muy sarcástica, a veces cruel consigo misma, en alguna ocasión con los demás también, pero de una forma muy sutil. Habla claro, sin eufemismos y, para protegerse, de vez en cuando se pone por encima de todos los demás. Porque ella también pone etiquetas, juzga, clasifica, descarta, es humana. Como todos.
La narración es muy sencilla y muy visual. Describe su vida con detalles, poniendo especial atención en su interior que es donde más riqueza hay. Te lleva a Glasgow, por sus calles, los pubs, los antros, la oficina, el súper...todos los lugares que forman la geografía de una vida normal, cotidiana y por eso resulta fácil para el lector encontrarse dentro de la historia. 
Los diálogos son los que se podrían escuchar en cualquier lugar donde se junten al menos dos personas. Son muy directos y espontáneos, íntimos cuando deben serlos y una vez más invita al lector a participar.
Da la impresión de que Eleanor busca la compañía del lector, busca comrprensión, porque su historia es muy dura, demasiado para aceptarla en soledad, necesita ayuda y tiende la mano al lector que ya después de las primeras páginas no duda en cogerla.
¿Es triste? Sí, lo es, aunque no pretende ir de víctima, ha sido una víctima y da mucha pena y rabia lo que le pasó, pero en realidad optas por sonreír, se lo debes, le debes devolverle la esperanza, no cortarle las alas, porque se lo merece. Y también porque tiene unos golpes de humor sensacionales. Todavía voy a tener que dejar de decir eso de que no me entiendo con el humor british, sin pasarse tampoco.

Hablar de la novela es hablar de Eleanor, todo lo que le sucede, una trama que a veces se torna demasiado previsible y anda en el filo del chick lit, que era el miedo que yo tenía, es un complemento. Puede parecer superficial por el tipo de historia que es, a ver la película que le van a hacer, en realidad, creo que ahora no la vería, es esto de sé lo que va a pasar y no quiero mirar. Pero de superficial no tiene nada, es muy honesta y profunda, llega donde otros muchos ni siquiera se asoman, viene a contar cosas de las que nunca se habla, porque muchas veces no tenemos ganas de contarlo, porque es más fácil dejar a la gente tranquila y decirle que todo va bien.

Por aquí van a pasar también el resto de personas que forman parte de su vida a distintos niveles pero hay una de ellas que a poco que se descuide le roba el show. Es Raymond, personaje comodín que parece que está ahí para dar réplica pero para mí no ha sido así. Ha venido para dar voz a un tipo de persona que muchas veces está en la sombra, que muy poca gente valora, y que tampoco suele tener mucho espacio ni en este tipo de novelas ni en otras. Es genial, y un excelente compañero para Eleanor.

Es un libro que da mucha pena terminar, que te deja con ganas de saber qué más se le va a ocurrir a la loca encantadora de Eleanor, quieres hablar con ella, hacer planes divertidos y llorar si hace falta, incluso acabas por pensar que hasta podrías contarle tus problemas. "Eleanor Oliphant está perfectamente" es un libro que enriquece la vida sin adornarla con falsas luces de colores, una montaña rusa de emociones en la que querrás subir una y otra vez.
Sería perfecto si le quitara un poco de previsibilidad a la trama.
Eleanor y Raymond son los nuevos chicos de la pandilla cantinera.

"En el corazón tengo cicatrices igual de gruesas y feas que las de la cara.  Sé que están ahí . Pero espero que quede algo de tejido sano, un pequeño retal por el que pueda entrar el amor y colarse dentro."


PUNTUACIÓN: 4,75/5 ¿Cuándo quedamos otra vez?



lunes, 15 de enero de 2018

Por encima de la lluvia


  • VÍCTOR DEL ÁRBOL

"Quizá algunas personas cumplen sus sueños. Hay quien quiere ser pájaro y nace con        alas."

  • Tapa blanda: 512 páginas
  • Editor: Ediciones Destino; Edición: 1 (19 de septiembre de 2017)
  • Colección: Áncora & Delfin
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 842335265X
  • ISBN-13: 978-8423352654
 

                                                                 MI OPINIÓN
"Por encima de la lluvia" es una novela brutal solo apta para valientes que quieran adentrarse en los rincones más oscuros y perversos de la condición humana y las peores desgracias.

Miguel está viviendo la última etapa de su vida, cuando toca echar vista atrás, hacer balance y todo lo que no sucedió se da por vivido. Pero la vida le tenía preparada una sorpresa, un último tren pasa a su lado y decide cogerlo cuando conoce a Helena, que vive en la misma residencia que él, y que tampoco ha tenido un camino fácil. Comparten sus desgraciadas vivencias, sus preocupaciones y graves problemas actuales, los dolores y algo que se podrá convertir en amor.
Si el autor hiciera la sinopsis, después de leerla sabríais casi toda la historia, os contaría también qué pasa con la hija de Miguel y el hijo de Helena, que hay viajes y lo que sucede en esos viajes. Así lo hizo en una presentación a la que asistí, que nos dejó a todos con la desconfianza de que nos había contado demasiado. Hay que tener mucha seguridad en tu trabajo para saber que no te has cargado la emoción de la lectura y es así, es cierto que aunque no lo parecía, quedaba aún mucho por descubrir, y que lo importante no es la acción o la trama, es lo que les pasa por dentro a los personajes. Pero hombre, algo de "gracia" sí que le ha quitado, sobre todo porque sabes cuándo viene un final y cuándo no y en cierto modo tienes en mente casi todo el tiempo lo que ya te ha contado de antemano.

Es el primer libro que leo de este autor, y sí, también será el último, por la misma razón por la que no lo había leído antes, sé que se le va la mano, aunque nunca imaginé que tanto, tantísimo como en esta ocasión. Además no lo dijo, por cómo él habla del libro, me pareció diferente, sabía que habría algo porque una de las tramas se ve que no va a ser agradable, pero no pensé en todo lo que se venía encima.
Me ha dolido leer este libro, he pasado mucho miedo, pero miedo del que no se pasa cerrando el libro o encendiendo la luz, no es esa inquietud de los buenos libros de terror o el sobresalto. Es miedo del de verdad, de que sabes que va a pasar algo terrible, no puedes escapar, te lo vas a llevar puesto y después de unos cuantos encuentros, sabes que el siguiente te va doler todavía más.
No mide, simplemente creo que no mide. No veo qué necesidad tiene de desplegar cada dos por tres el catálogo de atrocidades y torturas humanas, detalladas, lentas, no vaya a ser que no te alcance. Cada vez que un personaje decía "te voy a contar..." ya me agarraba a la página y esperaba lo peor. El nivel de deshumanización que alcanzan algunos personajes, roza lo insoportable. Y sí, sé que eso es verdad, que eso ha pasado y de hecho está pasando, y eso es lo peor. No te deja escapatoria.

Luego relaja, viene lo bueno, con su estilo impecable, una prosa detallista, elaborada y minuciosa construida con un lenguaje directo que se queda un paso antes de llegar a lo recargado. En ese sentido no tengo nada que decir más que: "muy buen trabajo" y aplaudir. Nos lleva a Sevilla, Barcelona, Tarifa y Malmo, no describe lugares comunes, sino los propios de la novela, y sobre todo crea atmósferas.
También destaca, y creo que es lo más importante, la construcción de personajes, una lección magistral de literatura la que nos deja en ese aspecto. Son complicados, con muchas sombras y algún que otro atisbo de luz, que piensan, dudan, se equivocan y muy de vez en cuando aciertan. Un abanico de características en cada uno de ellos, son fáciles de visualizar y de conocer pero no he empatizado con ninguno, ninguno me ha caído bien, a ninguno lo he entendido demasiado pero son perfectos desde el punto de vista literario.

El ritmo de la novela es perfecto también, en ningún momento decae la trama, te mete en la historia pese a que yo no quería estar dentro. No te deja quedarte fuera y solo observar, te hace sufrir. En los personajes también me he encontrado también otro de los problemas, es que hay que ver qué calaña, lo mejor de cada casa, dios los cría y Víctor los junta en su novela. El más bueno es un traidor, y de ahí para arriba lo que quieras hasta llegar a lo inimaginable, hasta los que casi no parece que sean de la misma especie que los humanos. Aquí da igual hombres que mujeres, convicción poca, principios morales muy laxos, están todos destrozados y como viviendo a su pesar. Y su función es buscar un perdón, el suyo propio, al final. Y ahora me dirán algunos que todos nos equivocamos y hacemos daño a personas a las que queremos. Hombre sí, pero es sin pretenderlo, es un daño distinto, normalmente fruto de no poder controlar todas las variables, de no ser del todo dueños de las consecuencias o no ser capaces de actuar de otra manera. No es esa alevosía, esa conciencia de ahora te vas a enterar, o sé cuánto te va a doler pero no me importa que tienen los personajes de este libro.
De los tres protagonistas principales, que no son los peores, digamos que son los medio buenos, me quedo con Natalia. Me ha parecido que todos buscan excusas, justificaciones donde no las hay o no debería haberlas.
Queda alguno que hubiera sido buena persona pero no le da tiempo, es como un extra, solo pasa de refilón, pero lo he visto.

Me ha gustado la manera de resolver todo, porque eso sí, aquí todo encaja perfectamente, como uno de esos puzzles de miles de piezas que cuando las tienes en la mano solo ves colores y al final cuando lo completas tienes un paisaje espectacular. Eso es lo que hace el autor con todas las tramas y situaciones que abre a lo largo de la narración, encajarlas y montar el cuadro. Y reconozco que eso me ha gustado mucho.
Por eso siento pena por no leer nada más suyo. Pero no estoy dispuesta a dejarme vapulear de esta manera. Si no quiere tener compasión con sus personajes, me parece bien, allá él que para eso son suyos, ya aclarará cuentas con ellos pero con el lector sí, me parece imprescindible tenerla. Es que no tenía fin, y cuando parecía que la cosa ya arrancaba y todo había quedado atrás, zas, otra vez, te coge como a un muñeco y te lanza contra la pared y te das de nuevo, así me he sentido. Que no, que nunca me han hecho eso, es como cuando alguien dice que se siente como si le hubiera pasado un camión por encima y es obvio que nunca ha vivido esa experiencia. Pero sí, así es cómo he sufrido este libro, en varias ocasiones he tenido ganas de llorar, no por lo que sucedía sino por cómo me afectaba a mí, cómo esas imágenes que nunca quiero ver se me estaban grabando para siempre, y más de una vez me descubrí diciendo: basta ya. Porque he necesitado salir a dar un paseo, a la playa con el frío que hace, a la perfumería para empapar un pañuelo con la colonia de esa persona que hoy no podía venir a verme y así hacer como si estuviera y pensar qué puedo hacer para olvidarlo todo.

En conclusión. El libro es muy bueno, el autor tiene un talento increíble y sabe crear sensaciones y personajes con maestría pero el precio es muy caro para mí. Que sí, que la culpa es mía, que soy una tremendista, lo que quieras, pero es lo que hay y no puedo permitirme estas lecturas. Pero si eres más fuerte que yo, si sabes llevar las cosas de otra manera, la novela es un canto a la vida increíble, contiene un mensaje valioso y merece la pena.
No sé qué nota ponerle, la verdad. Si le quitara la mitad o tres cuartas partes de atrocidades y barbaridades, le pondría la nota máxima, pero estaban ahí y a veces me daban ganas de ponerle un cero, una guillotina, de quemarlo para que se purifique, para que desaparezca todo lo malo y quede solo el alma de la novela, lo bueno.
                                                                                            Foto: I. A. P.
"Tomamos nuestras elecciones y vivimos con ellas, pero tenemos derecho a variar el rumbo."

Gracias Víctor del Árbol, ahora puedo ver telediarios como si fueran un capítulo de La casa de la pradera.


martes, 9 de enero de 2018

Héroes de la frontera

DAVE EGGERS


  • Traductora: Cruz Rodríguez Juiz
  • Tapa blanda: 368 páginas
  • Editor: LITERATURA RANDOM HOUSE; Edición: 001 (5 de octubre de 2017)
  • Colección: Literatura Random House
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8439733046
  • ISBN-13: 978-8439733041

                                                                  MI OPINIÓN
"Héroes de la frontera" es una novela descarnada pero honesta, con algún bache que consigue salvarse gracias a un final compasivo.

A Josie se le cae el mundo encima y sale huyendo para que no le coja debajo. Pierde casi todo, se lleva a sus hijos, una niña con problemas y un niño obligado a ser demasiado adulto. Alquila una caravana que se cae a pedazos para recorrer Alaska buscando su sitio.

Un narrador metido en el alma de Josie nos cuenta desde ahí su historia, la de antes y la de después. Narración en tercera persona pero  he tenido la sensación de que era ella la que estaba desangrándose con las palabras, que es en realidad lo que hace. Se muestra tal y como es, sin disimular y sobre todo, haciendo algo que me ha acercado a ella más de lo que en principio parecía posible, no se justifica. Sabe que lo que está haciendo no está bien, ni siquiera para ella, pero se siente incapaz de actuar de otra manera. Ha perdido todo, todo lo material y lo inmaterial y ahí es donde se queda sin herramientas para afrontar un futuro que se le pone cada vez más cuesta arriba.

La novela es un viaje, provoca incomodidad por ese lenguaje tan directo, grosero a veces, pero ¿qué otra cosa puede hacer? ¿Contar en bonito algo que tanto dolor le provoca? ¿Hacerle photoshop a una realidad que no le da tregua? Un viaje por Alaska, por ciudades tan hermosas como frías, poco acogedoras, indiferentes respecto a sus habitantes. Una belleza brutal que acompaña perfectamente el estado de ánimo de Josie.

Es un libro para leer despacio, con mucha tolerancia porque lo que hace Josie está muy lejos de ser correcto, y de primeras resulta incomprensible, por eso hay que darle una oportunidad y escucharla, porque si no, es de ese tipo de personas que hacen que los demás se aparten, vaya a ser que se les pegue su malestar. El resto de personajes, vistos por supuesto a través de sus ojos y de su relación con ella están muy bien elaborados también, y aunque algunos son puro cliché, funcionan. En especial, los hijos, son maravillosos, personajes infantiles perfectamente retratados y que a veces son difíciles de encontrar. Es innegable su amor de madre, pero creo que aquí es donde algunos lectores van a sentir rechazo hacia ella. Porque cuesta encajar lo que hace, cuesta permitirle la rendición.

La trama tiene algunos momentos confusos, otros de muchísima tensión y a veces también patina. De la mitad hacia el final, después de un suceso importante, la historia para mí se cae, entra en un bucle, que aunque comprensible por la situación se alarga demasiado, y se torna un poco aburrida.
Se recupera no obstante hacia el final, con una escena tremenda que pone los pelos de punta, que te mete de lleno con ellos en la historia, que sientes con todo, hasta en la piel. Solo por eso, ya vale la pena todo el libro pero hay que llegar y estar preparado porque no se sale indemne.

En conclusión, una lectura para poner todos los sentidos, abrir la mente, intentar comprender y dejarse llevar, que invita también a la reflexión más que a la crítica. También hay que estar de humor para ella, no me refiero a feliz de la vida o con el ánimo en todo lo alto, sino más bien a no esperar purpurinas ni arco iris, toca ayudar en vez de ser ayudado esta vez.

PUNTUACIÓN: 4/5 iba a decir algo pero con el capítulo 24 me has tapado la boca. Ole tú.